FALLEN FROM HEAVEN… VA EN BUSCA DE LA GLORIA

Un categórico triunfo alcanzó el pupilo de Juan Belzú en la prueba inaugural de la Triple Corona de los Dos Años, el clásico El Estreno Nicanor Señoret.

Miércoles 2 de mayo de 2018


Fue el favorito y no defraudó. El hijo de Daddy Long Legs, Fallen From Heaven, volvió a mostrar ese explosivo cambio de ritmo en los metros finales del grupo II, que marcaba el inicio del único circuito para dos años de nuestro país.

Bajo la conducción de Jaime Medina, que se subió a última hora en el defensor del stud Anyelo Andrés, el alazán salió a ocupar posiciones de vanguardia tras Mainesise, que lideró el grupo hasta los últimos 250 metros, cuando fue sobrepasado por el oriundo de haras Curiche, que tomó con propiedad la delantera.

Ya en punta, debió neutralizar el violento avance que inició Puerto Hamburgo, que con Héctor Isaac Berríos, se transformó en una seria amenaza. Sin embargo, fue allí a menos de 150 metros de la meta, en que el pupilo de Juan Belzú sacó un segundo aire y se distanció cómodamente hasta alcanzar dos cuerpos y medio de ventaja sobre el abanderado del stud Placilla, cronometrando 1.16.90 para los 1.300 metros por pasto.

Berríos estampó reclamó tras cruzar la meta, desestimándolo los jueces y dando la orden de pago, cuando sus cercanos, encabezados por su propietario, el turfman antofagastino  Jimmy Rojas, ya esperaban al ganador en el círculo de ganadores.

Tras la fotografía de rigor, Rojas y Belzú coincidieron en que Fallen From Heaven es un caballo que da para soñar, que lo que hizo en pista fue espectacular y están confiados en que a medida que aumenten las distancias, se empleará mejor y con mayor contundencia.

Juan Belzú expresó su alegría luego de la actuación del nieto de Dushyantor, ya que es el primer clásico de grupo que anota en su carrera.

Esta es su quinta actuación, anotando tres triunfos. Salió de perdedores en febrero, ganando por más de diez cuerpos y luego reapareció en abril, en el clásico Carabineros de Chile, que lo ganó por más de cinco cuerpos.

El próximo gran desafío para Fallen From Heaven será la segunda gema de la Triple Corona de los Dos Años, el Gran Premio Gonzalo Bofill de Caso, donde aumentará la distancia 100 metros, corriéndose en 1.400 metros y con recompensa de 10 millones 500 mil pesos. Será la oportunidad para el stud Anyelo Andrés y su equipo de seguir soñando con el esquivo circuito, que en su historia ha permitido que pocos toquen el cielo.

Artículos Relacionados

HERRICK… VENCIÓ CON LO JUSTO

El abanderado del stud Leontina volvió al círculo clásico, tras vencer por pescuezo a Yul Brinner...


SORANA… UN PASEO RENTADO

Una sólida actuación nuevamente brindó Sorana, adueñándose del clásico Teletrak TV por más de...


DON FANUCCI… EN EL HOMENAJE A CONCÓN

El primer estelar de su campaña conquistó el defensor del stud Don Mario en los 1.300 metros del...


GUAJARDO, SE LUCIÓ EN CLÁSICO ARGENTINA

Con el triunfo de El Anfibio se definió el clásico República de Argentina. Ernesto Guajardo...