CLÁSICO NICOLÁS CANESSA, UN ESPECTÁCULO HÍPICO QUE SE DISFRUTÓ EN FAMILIA

Un emotivo homenaje a lo que fue la figura de don Nicolás Canessa, se vivió este miércoles 14 de agosto, en el clásico Nicolás Canessa, en la segunda etapa de la Tripe Local de 3 años.

Miércoles 14 de agosto de 2019

Vivir la hípica desde la pasión, fue uno de los legados más importantes que dejó don Nicolás Canessa, y que su señora, hijos y nietos, han logrado mantener en el tiempo.  

Emoción, alegría y orgullo fueron todos sentimientos que una y otra vez brotaban desde los familiares del ex director del Valparaíso Sporting una vez finalizado  el clásico, cuando el reloj marcaba algunos minutos pasadas las 18:00 horas.

Giancarlo Canessa, hijo de don Nicolás, comentó que este clásico para él significa un tremendo orgullo al  ver de qué manera el Valparaíso Sporting, el directorio y todos quienes trabajan en el recinto, recuerdan a su padre.

“El próximo año se cumplen 20 años desde que este clásico se corre y para nosotros como familia es muy emocionante. “Para mi padre este lugar era su primera casa. Acá él disfrutaba de la hípica desde la más absoluta pasión y logró traspasar esto a toda la familia”.

Una visión  que comparte de igual manera la hija de don Nicolás Canessa, Paola, agregando que “todo lo que se vive en torno a la hípica genera un grato ambiente de amistad y camaradería, atributos que todos como familia podemos compartir de manera unida”.

“La hípica es un mundo maravilloso y en donde se generan lazos de amistad. Por ello, invito a todos quienes no la conocen, a que vengan y vivan esta experiencia que es única”, concluyó Giancarlo Canessa.

Artículos Relacionados

ZOONDERCAK… SUMÓ UN NUEVO CLÁSICO A SU PALMARÉS

En ajustada llegada, el pensionista de Juan Belzú, se adueñó del primer clásico de nuestra...


ROLANDO ARANCIBIA: TEJIENDO RECUERDOS

Una conversación que debía a lo sumo durar una media hora, rápidamente se convirtió en una...


SABE CONSOLAR DOMINÓ EN EL CANESSA MONTT

En un lindo final, el defensor del haras Santa Olga, estampó su nombre en la segunda gema de la...