DANIELA SALAS UN ROSTRO FEMENINO EN MEDIO DE LA HÍPICA

Su lugar favorito son los corrales junto a su regalona Aragonazza. Se trata de Daniela Salas, quien pese a su corta edad, 25 años, ya es propietaria de una yegua, una experiencia que la llena de alegría y emoción

Viernes 9 de agosto de 2019

“Aragonazza llegó a mi vida en un momento en que no lo estaba pasando muy bien y fue un  regalo que me ayudó a salir adelante”. Con estas palabras, Daniela Salas de tan solo 25 años, parte contando cómo fue que terminó siendo parte de la sociedad que compró a esta yegua.

“Cuando la conocí y la vi, me enamoré de inmediato y acepte adquirir el 25% su propiedad. Ella tenía solo 2 años”.

Regalona, coqueta y con un carácter especial, así define Daniela a Aragonazza, yegua que en la actualidad ya tiene 3 años y  ha demostrado un gran potencial en la arena. “Esta yegua posee un mejor rendimiento en la arena, y como estas carreras ya se están comenzando a correr,  hemos obtenidos algunos importantes lugares”, cuenta con orgullo su propietaria.

“Pero más que solo verla correr, para mí es fundamental el vínculo que se genera. Ella me reconoce cada vez que entro al corral. Tengo que saludarla de inmediato, porque si no lo hago,  se enoja. Ella es una reina acá, es la protagonista y así lo hace sabe”.

Y como si  entendiera cada palabra, Aragonazza  hace un verdadero gesto de aprobación y gira su cabeza con actitud. Posa para la foto, se come unos terrones de azúcar y vuelve a adoptar una postura con estilo.

De inmediato saca risas entre los  que están allí presentes, robándose la película durante toda la  entrevista.

Daniela sabe que este mundo no es fácil, ni para ella ni para su regalona por ser una yegua. Pero eso a ella  poco le importa, ya que su principal  foco es todo lo que esta le entrega cada vez que la visita.

“Por eso vengo todos los días. Esto es para mí una terapia, un espacio de desconexión. Acá hay mucha gente que me recibe con  cariño y que además cuidan a Aragonazza como si fuera una reina. Destaco la labor de Mario Gómez, quien es muy dedicado”.

“Los corrales son para mí un espacio maravilloso. Acá encuentro la tranquilidad y el aprecio no tan solo de todos quienes  acá se desempeñan,   sino también de quien se ha convertido en un motivo importante de mi vida: Aragonazza. Ella lo es todo para mí”.

 

Artículos Relacionados

ZOONDERCAK… SUMÓ UN NUEVO CLÁSICO A SU PALMARÉS

En ajustada llegada, el pensionista de Juan Belzú, se adueñó del primer clásico de nuestra...


ROLANDO ARANCIBIA: TEJIENDO RECUERDOS

Una conversación que debía a lo sumo durar una media hora, rápidamente se convirtió en una...


SABE CONSOLAR DOMINÓ EN EL CANESSA MONTT

En un lindo final, el defensor del haras Santa Olga, estampó su nombre en la segunda gema de la...


CLÁSICO NICOLÁS CANESSA, UN ESPECTÁCULO HÍPICO QUE SE DISFRUTÓ EN FAMILIA

Un emotivo homenaje a lo que fue la figura de don Nicolás Canessa, se vivió este miércoles 14 de...