JEREMY LAPRIDA, EL CAMINO DE LA HÍPICA

Fue su padre Francisco quien le mostró un deporte que sin duda, quienes lo siguen, lo llevan en la sangre. A sus 23 años, Jeremy Laprida es hoy la gran figura de la hípica nacional, al coronarse con la Doble de Oro, luego de triunfar en la Copa Jackson y El Derby 2019.

Lunes 11 de marzo de 2019

Tiene tan solo 23 años, pero ello no ha sido impedimento para demostrar que por sus venas corre la sangre de un ganador. Se trata de Jeremy Laprida, el joven jinete que se acaba de coronar con dos importantes triunfos, la Copa Jackson y El Derby 2019 junto a Ya Primo, dupla que definitivamente se lució en ambos eventos hípicos.

Pero la historia de Jeremy se remonta a cuando tenía apenas 5 años y monta por primera vez un caballo, imitando lo que era la gran pasión de su padre y de toda la familia de este, por el mundo de la hípica. “De inmediato sentí una conexión muy fuerte y ahí me di cuenta que era esto a lo que quería dedicarme por el resto de mi vida”.

A los 16 años comenzó a galopar y a entender que si iba a ser un jinete, debía hacerlo con profesionalismo. Pero un doloroso traspié lo llevó a desvincularse de la hípica por algún tiempo y a intentar con otros deportes. “La muerte de mi papá en una carrera fue un golpe muy fuerte.  A raíz de ello mi madre no quería que yo siguiera con la práctica de este deporte. Probé en otras áreas, entre ellos el fútbol, pero no hubo caso. Era esto lo que a mí me apasionaba”.

Y fue así como Jeremy retornó a la hípica, en cierta medida como una manera de honrar a su padre y a su partida, que hasta el día resuena como un duro golpe en su familia. Quizás fue este mismo dolor el que movilizó a este joven jinete para comenzar a darlo todo.

Una intensa preparación, fuertes entrenamientos y varias carreras corridas fueron todos elementos  que llevaron a Jeremy a construir la garra, la fuerza y la sabiduría para enfrentar lo que más tarde sería uno de los desafíos más importantes en su carrera, El Derby de Chile, escenario donde logró convertirse en la figura protagónica.

 “La Copa Jackson fue para mí  un día más de carrera. Lo enfrenté con mucha tranquilidad. Algo similar sucedió para el día de El Derby. Llegué un día antes a la zona. Traté de desconectarme de todo lo que se venía para mí el día domingo. Eso me ayudó a controlar la ansiedad. Ya el día de El Derby me enfoqué en lo que era mi objetivo”, recuerda Jeremy.

Hasta que llegó el día de la gran carrera. Pese a la ardua preparación a la que Jeremy se enfrentó durante varios meses, las cosas no salieron como el jinete tenía planificado. “Ya Primo es un caballo bastante indócil. Ya lo había dejado demostrado en la Copa Jackson. El día del El Derby no fue la excepción. Estaba muy inquieto, quizás por la gente y por la bulla. Al momento de la partida no salió bien. Me costó manejarlo y  creí que todo estaba perdido. Ya me había sucedido el año pasado y pensé que ahora iba a ser lo mismo”.

Pero el destino y la destreza de Jeremy hicieron que el  final fuera diferente. “En todo momento mantuve la calma, y una vez que logré manejar la situación, apliqué todo lo que sabía. Ahí me acordé de lo que “memo”, el preparador, siempre me dice: “ahorra tiempo y siempre por dentro”. Ya en los 1.300 metros me vi como ganador, y así finalmente sucedió”.

Artículos Relacionados

VALPARAÍSO SPORTING AGRADECIÓ A TODOS QUIENES PARTICIPARON DE EL DERBY 2019

Un grato ambiente de camaradería se vivió el pasado viernes 16 de marzo en el almuerzo que...


ALTIRO CON ELLOS… ENJ FRANCO ASCENSO

Su cuarto triunfo consecutivo y su primer clásico consiguió el pensionista de Ximeno Urenda, tras...


YA PRIMO… EL NUEVO MONARCA DEL CONTINENTE

Contundente fue su accionar para adueñarse del XXV Longines Gran Premio Latinoamericano. Su...


YA PRIMO: EL ELEGIDO DE JEREMY LAPRIDA

Faltando 17 días para que se corra la trigésimo quinta edición del clásico Latinoamericano, se...